sábado, 20 de enero de 2018

Reseña: La hija de la criada

Resultado de imagen de la hija de la criadaTítulo: La hija de la criada
Autora: Barbara Mutch
Editorial: Alianza editorial
Número de páginas: 496
ISBN: 9788420675657
Precio: 10 €
Puntuación: 7

-puede contener spoilers-
Corre el año de 1919. Cathleen se traslada a Suráfrica, al duro y desértico Karoo, para casarse con su prometido al que no ha visto en cinco años. Pero el matrimonio no va a resultar como había soñado. Aislada en un entorno inhóspito, Cathleen encuentra consuelo en escribir su diario y en criar a sus dos hijos, Philip y Rose. También a Ada, la hija de su criada, a la que enseña a leer y a tocar el piano, a amar a Chopin. Todo se verá alterado cuando Ada descubre que está embarazada, que espera un hijo mulato en un país que no admite las relaciones entre blancos y negros. Ada se escapa al sentir que ha traicionado a Cathleen. Despreciada y marginada por ambas comunidades, tiene que luchar por su supervivencia y la de su hija. La música, y Cathleen, serán sus refugios.
La hija de la criada está ambientada en Sudáfrica, en el desierto de Karoo y en una época convulsa: estalla la Segunda Guerra Mundial y el racismo está a la orden del día, haciendo las relaciones entre negros y blancos cada vez más tensas.

La historia está contada desde el punto de vista de Ada, la hija de una criada negra que trabaja para una familia blanca, rica y privilegiada. También contamos con extractos del diaro de Cahtleen, la señora de la casa, pero son esporádicos y no tan extensos.
El principio del libro está marcado por las relaciones que mantiene Ada con la familia a la que sirven ella y su madre, cómo va desarrollando una bonita amistad con Chatleen y con su hijo Philip, a pesar de la diferencia del color de piel. La segunda parte de la historia tiene un tono mucho más duro y, por razones que considero spoiler decir, Ada tendrá que vivir situaciones horribles, tendrá que enfrentarse a la crueldad del mundo y luchar por sobrevivir en un mundo dominado por blancos donde los negros no tienen ningún derecho.

Aunque tenemos el tema de la guerra, el amor -tanto romántico como fraternal- y las relaciones familiares, sin lugar a dudas es un libro que habla sobre el racismo. Concretamente, narra el nacimiento de Apartheid, y la autora nos describe este complicado contexto histórico y social con una pluma fácil y sin florituras, metiéndonos en escena.
El Apartheid -yo no sabía lo que era antes de leer este libro-, palabra que significa "separación" o "separados" en afrikáans, es un sistema de segregación racial que se impuso en Sudáfrica y que estuvo vigente hasta los años noventa. Básicamente, se impusieron leyes que separaban a los blancos y a los negros, concediendo todos los derechos y privilegios a los primeros y ninguno a los segundos. Vamos, que el Apartheid se impuso para que una minoría blanca conservara el poder sobre una población negra.

Un tema muy importante en la novela es en concreto la prohibición de mantener relaciones románticas o sexuales entre blancos y negros, a riesgo de ir a la cárcel. E incluso, antes del Apartheid como tal, ya estaba muy mal vistas estas relaciones. Se consideraba una traición a la raza, y por eso los mulatos ocupaban lo más bajo del escalón social. No pertenecían ni a un grupo ni a otro.

También queda de manifiesto lo difícil que era vivir en un poblado negro en medio de esas circunstancias. La pobreza era máxima, es increíble el trabajo que costaba conseguir una simple medicina. Ada y otras muchas mujeres tienen que trabajar de día y de noche para poder mantenerse. Vivían en chabolas, con una única habitación, sin apenas espacio y desde luego nada de intimidad. Muy duro. El Apartheid no sólo prohibía los matrimonios y relaciones mixtas, sino que llegó un punto en el que obligaba a vivir en diferentes zonas a blancos y negros, impidiendo la mezcla.

En resumen:  recomiendo La hija de la criada especialmente a todo aquel que quiera leer sobre este tema, porque muestra de forma directa y sencilla un tema tan duro y complicado como es el racismo y te mete muy bien en el contexto histórico de la época.

martes, 16 de enero de 2018

TTLG #22: Consumismo en booktube -y en todas partes-



¡Hola lectores!

Estas navidades estuve mirando algunos canales de youtube (aunque también algunos blogs) y algunos de los vídeos que vi me dejaron pensando y me animaron a escribir esto.
Podría dedicar esta entrada -y muchas más- hablando sobre todos los productos que consumimos, pero como este blog es de literatura vamos a ir a lo que nos interesa: el consumismo de libros.

Y no hablo de comprar de vez en cuando algún libro, y alguno más de lo habitual en Navidad o en el cumpleaños, que siempre pasa lo que pasa. Eso lo hacemos todos y no hay persona que lo disfrute más que yo. Hablo de consumismo desmesurado. Sin fin. Exagerado.

Como ya he dicho, se me ocurrió hacer esta entrada a raíz de ver vídeos de booktube. No lo uso mucho, pero hay algunos canales que sí me interesan y a veces me trago algún vídeo, aunque me aburro rápido. Viendo vídeos navideños y de meses previos, os juro que después de pasarme por 4 o 5 canales estaba flipando. Pero flipando en colorines.
Y es que sinceramente, cada uno se puede gastar el dinero en lo que le de la gana, pero ¿os parece normal acumular unos 20 libros al mes de media? 20 LIBROS AL MES. AL MES. Pero vamos a ver, o tú no haces nada más aparte de leer y estás todo el día encerrado en casa o leer semejante cantidad de libros es prácticamente imposible -que habrá gente que lea rapidísimo, yo no digo que no-. Pero, ¿de verdad creéis que los booktubers que enseñan esos super book hauls con 100 mil libros los leen todos? Pues sinceramente, yo creo que no. De hecho, me da a mí que no leen ni la mitad de los libros que enseñan, porque no hay tiempo.
Total, que al final lo que hacen esos libros es acumular polvo en la estantería. Eso sí, como fondo para grabar el vídeo la estantería llena de libros nuevecitos queda genial, oye.


Con todo esto no quiero generalizar porque hay de todo, como siempre. De hecho, miré por internet a ver si a alguien se le había ocurrido hablar de este tema y sí, María Antonieta -una de las pocas booktubers que sigo y que me encantan- ya habló de esto en esta maravillosa entrada.

En fin, tiene más razón que una santa. Habrá canales diferentes, como el suyo propio, yo no digo que no, pero la gran mayoría son canales en los que predominan los book hauls masivos, y me cuesta encontrar reseñas como tales. Sólo portadas y portadas de libros y envíos de editoriales. Yo veo estos vídeos y, lo primero, me aburro. Y lo segundo, pienso: pero a ver, muchacha, ¡¿tú eres consciente de lo mucho que contamina la industria de papel para que estés tú aquí comprando 10 libros al día que encima no te vas a leer?! Porque oye, de papel reciclado o de segunda mano seguro que no son.

A ver, que tampoco digo que haya que dejar de comprar libros porque eso no lo vamos a hacer, igual que compramos muchas otras cosas. Pero no sé, un poquito de autocontrol, un poquito de cabeza. Existen cosas como bibliotecas, librerías de segunda mano, amigos que también leen e incluso ebooks. ¿Tienes libros abandonados en la estantería? ¡Dónalos! ¡Véndelos! Pero no los tengas ahí acumulando polvo. Y lo más importante: si no te lo vas a leer, no lo compres. Mejor aún: aunque te los vayas a leer todos, no compres tanto. Porque a mí esto no me parece normal, me parece ya comprar compulsivamente, llamadme exagerada y todo lo que queráis.

En fin, me ha quedado una entrada muy hater pero es que tenía que soltarlo.

viernes, 12 de enero de 2018

Película: Perfectos desconocidos

Resultado de imagen de perfectos desconocidos

Título: Perfectos desconocidos
Director: Álex de la Iglesia
Guionistas: Jorge Guerricaechevaría
Género: Comedia
Duración: 1h 37 min
Puntuación: 7,5

En una cena entre cuatro parejas, que se conocen de toda la vida, se propone un juego que pondrá sobre la mesa sus peores secretos: leer en voz alta los mensajes, y atender públicamente las llamadas, que reciban en sus móviles durante la cena. 
Perfectos desconocidos es la comedia española que ha estado teniendo bastante éxito en el cine. Como no podía ser menos, decidí ir a verla estas Navidades con mi hermana y una amiga.

Como dice la sinopsis, cuatro parejas de amigos celebran una cena y durante la misma deciden jugar al siguiente juego: durante el transcurso de la velada, todos pondrán sus móviles encima de la mesa y los mensajes que lleguen los leerán todos juntos. Lo que empieza como una tontería termina siendo un desastre total, pues todos tienen algún secreto que quieren ocultar.

Pero bueno, vayamos a lo importante: sí, la película hace reír. Bastante. No es una comedia de estas con un humor estúpido sino que es más bien ácida, cosa que me encanta. Tiene algunos puntos muy buenos, y hay un personaje en concreto que es una maravilla, me hizo reír a carcajadas con sus comentarios. La comedia no es un género que me atraiga demasiado porque a menudo no lo disfruto, pero con esta película la verdad es que he pasado un buen rato.

Toda la cinta transcurre en el mismo escenario, pero gracias a las maravillosas actuaciones no se hace pesada en ningún momento. La película nos mete en la intimidad de las distintas parejas, tanto de un matrimonio reciente como de uno que dura ya unos 15 años.

Si tengo que ponerle alguna pega, tendría que mencionar la cantidad de escándalos que se descubren en una sola noche, que en algún momento puede parecer excesivo. Sin embargo, es comprensible debido al guión y tampoco desentona con el tono de la película.
Lo que sí que es una gran pega es el final, al menos para mí. Digamos que meten ahí un elemento fantástico que a mí no me pegaba nada con cómo se había ido desarrollando la película hasta el momento -bueno, hay alguna cosa fantástica más que también me chirriaba-. Por mí se lo podrían haber ahorrado y poner cualquier otro final, porque estaba totalmente fuera de lugar.


Perfectos desconocidos es una película entretenida que hace reír, perfecta para pasar un buen rato y desconectar de todo, ya sea solo o acompañado.
Resultado de imagen

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...